Arequipa: el transporte vehicular será terrible a partir de marzo

La República.- Municipio de Arequipa iniciará un intercambio en Juan de la Torre, lo que convertirá el tránsito en un pandemónium. A eso se suma los cierres en la Variante y Óvalo de los Bomberos.

Las obras viales iniciadas por el Municipio Provincial y Gobierno Regional de Arequipa agravarán la situación del transporte público en esta ciudad.

En un mes, se iniciará la construcción del intercambio vial de la avenida Juan de la Torre con Jerusalén, en pleno centro histórico. Eso obligará al cierre de vías y consiguiente caos.

Esta obra forma parte del Sistema Integrado de Transportes. Valorizada en S/30 millones, será construida por el consorcio La Torre, integrado por las empresas Marquisa, MCM y Enobras. La ejecución demorará 12 meses.

El martes pasado, desde las 12:00 a las 14:00, se realizó la segunda prueba en vacío del plan de desvíos. La intervención en la zona se realizará por sectores; sin embargo, ayer se cerró el tránsito de los carriles de subida y bajada de la avenida Juan de la Torre desde el óvalo San Lázaro hasta la calle Jerusalén. Cuando se realicen las obras mayores en la zona, se abarcará toda esta área.

La carga de 13 empresas de transporte público, además de vehículos particulares, será desviada a calles del Centro Histórico. Para ello la Municipalidad Provincial de Arequipa cambió el sentido de las calles Zela y Melgar.

El subgerente de Circulación Vial, Ismael Ortiz, indicó que se detectaron 3 puntos críticos en donde el tráfico se agudiza. Son los cruces de las calles Melgar y Rivero, Melgar y Peral, y Rivero y Ayacucho. Se estima que 9 mil a 10 mil vehículos transitan por hora en esta vía.

Antes de iniciar la obra, se realizarán otras dos pruebas en vacío. Se estudia cambiar de sentido a otras calles, además de utilizar el puente Chilina como un desvío para unidades pesadas y algunas líneas de transporte que van a los distritos de Paucarpata, Mariano Melgar, Miraflores y Alto Selva Alegre.

Se colocarán 2 puentes Bailey para que los vehículos provenientes de Alto Selva Alegre ingresen al centro histórico. Aún no se determina si el costo lo asumirá el consorcio constructor o la municipalidad.

Otro punto crítico es el ingreso a Arequipa. Mientras termina la construcción del tramo III de la Variante de Uchumayo, se abrió el tránsito en el zanjón ubicado debajo del puente de la avenida Fernandini en Sachaca.

El paso de los vehículos particulares y buses de servicio urbano es interrumpido por los trabajos en el propio zanjón, además del ingreso de material para la obra en grandes camiones. El atoro que se genera en este sector incluso ocasiona airadas quejas de parte de los conductores, que se bajan de sus vehículos para pedir que las obras se paralicen para circular.

Este tramo, que era ejecutado por la empresa ICCGSA y que luego pasó a manos del Gobierno Regional, debe ser entregado a fines de marzo. Sin embargo, el tramo II de la variante ya se empezó a construir. La ejecución durará 7 meses.

Se espera que el movimiento de tierras se inicie este lunes. El tránsito de vehículos pesados y livianos se desviará por el tercer tramo de la variante, Sachaca, Tiabaya y Uchumayo.

Señalización
El tráfico también se aprecia en las obras que se realizan por la construcción del intercambio vial del Óvalo de los Bomberos en el distrito de José Luis Bustamente y Rivero.

La falta de señales de los desvíos ocasiona incomodidad en transportistas, que no saben por dónde desviarse. La municipalidad de Arequipa colocará señales la siguiente semana.

Para ver noticia original, haga clic aquí.