Arequipa: Gobernadora dice que Cosapi pone en riesgo proyecto Majes Siguas II

El Pueblo.- La gobernadora regional de Arequipa, Yamila Osorio Delgado, dedicó dos horas para explicar sobre el proyecto agroenergético Majes Siguas II. Su conclusión fue que mientras la empresa Cosapi S.A. continúe integrando el consorcio ejecutor Angostura-Siguas, existe el riesgo de que el proyecto no se culmine.

Osorio dijo que este tema fue evaluado con sus asesores y técnicos sabidos sobre Majes Siguas II y definieron que existe este temor contra la constructora peruana a raíz de que es investigada como parte del célebre Club de la construcción, grupo de empresas dedicadas a dar coimas para ganar obras.

Este problema pone en riesgo que pueda acceder a créditos bancarios para obtener recursos que le permitan al consorcio concretar el cierre financiero, respecto del proyecto. “Si es que no sale Cosapi no tenemos garantía de nada”, aseguró Osorio Delgado.

En el consorcio, la firma Cosapi tiene el 40% de participación y la española Cobra Instalaciones y Servicios S.A. el resto. La empresa en cuestión prevé vender su participación, aunque no se sabe si la totalidad o solo un porcentaje.

DEMORAS

Actualmente, la construcción de la primera fase del proyecto se encuentra en un avance físico de obra del 35,73%. El GRA desembolsó 114 millones de dólares al concesionario por dicho avance.

La construcción de las obras importantes, como son la presa de Angostura y la derivación, se encuentran paralizadas. Se está esperando la aprobación del cambio tecnológico del sistema de riego, que variará de canales abiertos a tuberías y flujo a presión que irán hasta las cabeceras de las 38 mil 500 hectáreas que se prevén irrigar. La modificación permitirá ahorrar agua por 29 MMC, pero encarecerá el proyecto que actualmente está presupuestado en US$ 550 millones 401 mil.

Aunque no quiso confirmar el costo real de esta propuesta planteada por el consorcio Angostura-Siguas, la autoridad sostuvo que este no rompe el límite del equilibrio económico financiero que es de US$ 90.67 millones (con IGV llega a US$ 107 millones). El informe técnico está siendo evaluado por el GRA y una eventual adenda debe contar con aprobación del Ministerio de Economía, Contraloría y de Proinversión (esta definirá el costo real de los terrenos que actualmente es de US$ 5 mil 500 por hectárea).

“Creo que esta negociación del cambio tecnológico, más bien nos dé tiempo para poder despercudirnos de un agente que no garantizaría la culminación de la obra y te reitero que no estamos perdiendo el tiempo”, dijo Osorio.

RUIDO POLÍTICO

La demora en Majes II permitió una serie de críticas. Osorio Delgado defendió el proyecto y refirió que no se encareció en 74% como lo informaron congresistas como Horacio Zevallos, aunque reconoció que el aumento es de 24%.

Dijo que las 12 adendas suscritas desde 2010, no aprobaron ningún incremento (salvo la actualización de costos dada en el 2014 y aprobada por el Congreso) y las optimizaciones efectuadas, como la tuneladora, corrieron por parte de la concesionaria, como manda la ley.

Las críticas, dijo, solo son generadas por el ruido político con tal de afectar al proyecto y gestiones, como ocurrió con el caso del aeropuerto Chinchero en Cusco.

Además, Yamila Osorio negó que detrás del cambio tecnológico esté un interés de corrupción.

“Sé que no eres creyente, pero por mi Mamita de Chapi te puedo decir que no he sido ni tentada a un soborno para poder darle paso al cambio tecnológico y espero que ninguno de mis funcionarios tampoco lo hayan sido”, acotó.

Para ver noticia original, haga clic aquí.