¿Has oído del glamping?

Acampar con glamour es toda una tendencia en el mundo y Perú no es la excepción: en las alturas del Cusco,
Qhispikay Glamping Sostenible muestra al mundo la belleza natural de los Andes desde comunidades rurales
remotas, en donde te sentirás sobre las nubes, casi a la altura de las estrellas y de los grandes nevados perpetuos,
los “Apus” de los Incas.

POR QHISPIKAY GLAMPING SOSTENIBLE

Allí tienes la posibilidad de compenetrar con la naturaleza de una forma única, pero sin dejar de lado el confort al
acampar: sus carpas cuentan con calefacción, edredón de plumas, un buen colchón y almohada, luz eléctrica; todo
esto en una gran carpa de lona impermeable, así que no dejarás de sentir la sensación de aventura. El baño tiene
acabados de primera y agua caliente, ubicado a pocos metros de tu carpa.

Qhispikay tiene tres emplazamientos en donde le han dado un giro único a este concepto, para generar una
propuesta de gran impacto social y único en el mundo. Han ubicado sus “glampings” en los jardines de las
casas de pobladores de comunidades altoandinas y, en conjunto con ellos, brindan una experiencia vivencial
que muy pocas personas tienen oportunidad de disfrutar.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

Aquí podrás conocer las costumbres y tradiciones de los pobladores de los Andes, comerás deliciosos platos
elaborados con ingredientes cultivados por ellos mismos, aprenderás a teñir y tejer telares, y a hacer adobe; aprenderás de su cosmovisión y los pagos a la tierra, entre muchas cosas más. Pero lo más importante es que te llevarás el recuerdo de estas familias que te abrieron las puertas de su casa.

De esta manera, Qhispikay acerca dos realidades de un mismo Perú, dando valor, empoderando, mejorando
la calidad de vida y la autoestima de las poblaciones altoandinas.

Síganos en Facebook

El “glamping” con enfoque de desarrollo sostenible rompe todos los paradigmas del turismo convencional; te
llevará a conocer un Cusco real, visto desde los ojos de sus mismos pobladores. Puedes visitarlos en tres ubicaciones
en la ruta de Cusco a Machupichu: en la laguna de Piuray, a 45 minutos de la ciudad del Cusco, con la familia
Huamán; en la comunidad de Misminay, a 20 minutos caminando de Moray, con la familia Mayhua; y en Huilloc,
a 13 km de Ollantaytambo, con la familia Usca. Todos ellos te están esperando con los brazos abiertos y grandes ganas de compartir historias.

Publicado en Mercados & Regiones número 26, setiembre de 2018