Cusco: malos servicios disminuyen el turismo regional

La República.- Investigadores de CBC efectuaron un estudio cuyos resultados son preocupantes. La actividad turística no crece como antes en Cusco. Las razones, hay descontento de los visitantes con los servicios. Por eso han empezado a quedarse menos tiempo en la Ciudad Imperial.

De cada diez cusqueños, por lo menos dos dependen del turismo. Son empresarios que invierten en hoteles, restaurantes, transportes, comercios o trabajadores que dependen de estos servicios.

Esta actividad aporta 14% del Producto Bruto Interno (PBI). Mueve 3 mil millones de soles al año. Sin embargo, un conjunto de problemas silenciosos la están afectando. Algunos de esos factores son los paros constantes, cierre de vías de acceso a Machupicchu, deficiencias en los servicios turísticos. ¿Cómo se traduce el descenso en el arribo de turistas?

Si antes, entre 2010 y 2014, crecía a un ritmo de 10% anual; desde el 2015 solo lo hace a 5% o 6%. Estos datos están consignados en el estudio “Análisis del sector turismo en la región Cusco: lineamientos de políticas públicas para el desarrollo del turismo inclusivo y competitivo”, presentado el viernes en Cusco. César del Pozo y Ester Guzmán Pacheco, investigadores del Centro Bartolomé de las Casas (CBC), son los autores.

El estudio también advierte la reducción en la estadía de los visitantes. En 2013, un turista se quedaba 4 días en la ciudad y desde el 2017 solo lo hace 3 días.

Ese retroceso tiene varias razones: deficiencias en los servicios y la calidad de la atención.

Por otro lado, el 94.1% de extranjeros está satisfecho con la limpieza, 70% con el transporte local y solo 58% aprueba el transporte vehicular. Antes la satisfacción era total.

En Machupicchu, el 82% de visitantes foráneos está satisfecho con información orientativa, 78% con servicio de restaurantes y venta de artesanía y apenas 56% con los servicios higiénicos. “No sabemos si el turismo se está consolidando o deteriorando”, advierte el investigador Del Pozo.

Negocio de grandes

El estudio también evaluó cómo se distribuye la torta en el sector turismo. De ello se desprende que la actividad beneficia a hospedajes (42%), restaurantes (25%), transporte (12%) y otros servicios usados por el turista nacional y foráneo.

No obstante, la distribución de los ingresos es asimétrica. “Los grandes se llevan la mayor tajada de la torta”, dice Del Pozo.

Tres ejemplos. Las grandes cadenas hoteleras consiguen ingresos seis veces más que los pequeños, los grandes restaurantes se llevan ganancias 48 veces más que los pequeños, y las agencias de turismo grandes se embolsillan 17 veces más que las pequeñas.

Imperio de informales

Otro dato, el 54% de empresas turísticas -principalmente agencias- son informales. Son alrededor de 2 mil o 3 mil firmas que funcionan al margen de la ley. Una consecuencia directa de eso es que el 38% de trabajadores dependientes también son informales: casi 4 de cada 10 personas empleadas no tienen contrato, seguro ni pensiones.

Adicionalmente, el 91% de trabajadores independientes –muchos informales- no cuentan con Registro Único de Contribuyente (RUC). Algo más. El turismo emplea más mano de obra femenina. Seis de cada diez empleados son mujeres y ganan 17% menos que los varones. Una muestra de la discriminación imperante en ese sector.

Algunas propuestas para mejorar la actividad

En el trabajo se propone algunos caminos para corregir las deficiencias y fortalecer el turismo en Cusco. Esas propuestas deben implementarse en tres años, según Del Pozo.

Del Pozo y Guzmán plantean en su trabajo crear una Gerencia Regional de Turismo que coordine la inversión pública e impulse y potencie la Organización de Gestión de Destino Turístico Cusco (OGD) como espacio de participación y concertación.

Asimismo, plantean reactivar y potenciar el observatorio regional del turismo, actualizar el plan estratégico de desarrollo del turismo con base en las tendencias a futuro para diversificar la oferta e impulsar políticas de igualdad de género en la contratación de personal. Machupicchu no puede seguir siendo el destino que capta casi a la totalidad de visitantes.

Guido Quiñones, director regional de Comercio Exterior y Turismo, destacó el trabajo hecho por los investigadores. Anunció que fortalecerá la OGD para hacer un mejor trabajo en este sector. Hará uso de los resultados del trabajo para corregir las deficiencias y evitar que este sector siga retrayéndose.

Para ver noticia original, haga clic aquí.