Arequipa: Gobierno Regional ahora respalda el cambio tecnológico en Majes Siguas II

La República.- La adenda 13, propuesta por la contratista española Cobra, para modificar el contrato del proyecto Majes Siguas II y dar paso al cambio tecnológico, ahora es vista como beneficiosa por el Gobierno Regional de Arequipa. Esto a pesar que implicará, finalmente, que el proyecto se incremente en 110 millones de dólares, que será asumido por el Estado.

Vale recordar que en campaña electoral, el ahora gobernador Elmer Cáceres Llica mostró su oposición al cambio tecnológico, que contempla reemplazar canales por tuberías y un incremento en el presupuesto, cargado al Estado. La modificación está contenida en la adenda 13. Con el tiempo, el gobernador fue cambiando de discurso.

“Si estuviéramos firmando bajo las condiciones que anteriormente quería la empresa, sería un problema, pero estamos añadiendo mucho más, para que justifique esa cantidad de dinero”, señaló el gerente de Autodema, Marcelo Córdova.

Estos adicionales son seis nuevas tomas de agua para uso poblacional y agroindustrial, que para el gerente hubieran implicado otros 100 millones de dólares si se hacían por separado. Córdova aceptó que la oposición inicial por parte del gobernador Elmer Cáceres Llica fue un discurso político.

Modo de financiamiento

Córdova sostiene que con los nuevos cambios, ya no se trata de una adenda, sino de una enmienda de contrato. El hecho es que de todas maneras costará 110 millones de dólares. El gerente de Autodema confía en que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) apruebe la modificación de contrato y financie el monto.

El congresista Sergio Dávila, quien participó en algunas reuniones entre el GRA y Cobra, sostiene que ahora se contempla que la contratista invierta de manera inicial los 110 millones de dólares, y que en 4 años y medio, cuando la irrigación esté en funcionamiento, el Estado devuelva el monto. Indica que la cantidad se devolverá con la venta de las parcelas, que estima subirán de precio con la optimización de riego. Según Córdova, el modelo de financiamiento señalado por Dávila aún debe definirse con el MEF.

Quien se mostró contrario a esta nueva modificación de contrato es el congresista Horacio Zeballos. Señaló que de todas maneras, el Estado terminará solventando un pago que debió ser asumido por la contratista.

Zeballos indicó que el cambio tecnológico podría ser financiado con los 268 millones de dólares que Cobra está obligado a invertir en el proyecto, según el contrato original. Vale recordar que hasta ahora la empresa no ha podido hacer el cierre financiero, es decir, acreditar que tiene dichos recursos.

Para ver noticia original, haga clic aquí.