Uso eficiente del Nitrógeno en los suelos reduce la pérdida de agua a una tercera parte

A escala global, la agricultura consume el 70% del agua dulce. Para Yara, empresa líder en producción de nutrientes de cultivo, el escenario podría mejorar a través de las buenas prácticas y la tecnología.

En el marco del Día Mundial del Agua, la agricultura aún tiene el importante reto de reducir el uso del recurso en los campos de cultivo. A escala global, esta actividad consume el 70% del agua dulce y presenta una tendencia al ascenso en cuanto a necesidades hídricas. Para Yara, empresa noruega líder mundial en producción de nutrientes para cultivos, el escenario podría mejorar a través de las buenas prácticas y la tecnología.

Según el enfoque agronómico, el uso eficiente del Nitrógeno al momento de fertilizar los cultivos permite una adecuada gestión del agua, explica Patricia Rodríguez, gerente de agronomía de Yara México. “El suministro balanceado de nutrientes reduce la pérdida por evaporación en el suelo. En cultivos extensivos (papa, maíz, arroz, etc), el impacto de una deficiencia severa de Nitrógeno puede perder hasta 15 metros cúbicos de agua al día; mientras que la aplicación de Nitrógeno en cantidades óptimas reduce la pérdida a una tercera parte”.

Otro punto importante a tomar en cuenta es la cantidad de agua que el agricultor ahorraría si aplicara una fertilización balanceada de nutrientes. Según las cifras de Yara, un suelo con bajos niveles de Nitrógeno necesita alrededor de 600 litros para producir un kilogramo de granos, a diferencia de un suelo fertilizado adecuadamente que necesita 380 litros para producir la misma cantidad de alimento.

“Existe en el mercado una amplia variedad de fertilizantes basados en nitratos. A diferencia de los fertilizantes convencionales, los nitratos no producen volatilización de nitrógeno; por lo tanto, son altamente eficientes. Recientemente la Unión Europea recomendó a los agricultores aplicar nitratos, no solo por su efecto positivo en la gestión del agua, sino porque emiten una cantidad considerablemente menor de emisiones de gases de efecto invernadero”.

Las prácticas de manejo orientadas a reducir las pérdidas de nitrógeno y mantener la productividad agrícola deben optimizar el uso de nitrógeno y agua simultáneamente. La mejora de ambos elementos en la agricultura de forma sincronizada tiene más ventajas a nivel productivo y medioambiental que su mejora por separado. Ambos se obtienen con una adecuada fertilización mineral con micronutrientes.

El rol de la tecnología

La población mundial continúa en aumento. Para el 2050 habrán 9.5 mil millones de personas en el planeta y se necesitará producir 60% más alimentos para satisfacer la demanda. Para hacer más eficiente el uso del agua se requerirá el aporte de la tecnología.

Existen empresas que han desarrollado tecnologías para ahorrar agua y pueden reducir notablemente los desperdicios. El departamento de I+D de Yara realiza esfuerzos diarios para crear herramientas y aplicaciones de precisión y monitorización. Una de estas herramientas es Yara Water-Solution, disponible en el Perú y en varias partes de la región, que ayuda a ahorrar cada gota.

Yara Water-Solution es una herramienta de recomendación de riego mediante la evaluación del estado hídrico de las plantas. Esta tecnología permite a los agricultores y a la agroindustria regar a demanda y optimizar recursos, ahorrando entre 20-30% de agua. Para mayor información sobre esta herramienta ingresar: www.yara.com.pe/nutricion-vegetal/herramientas-y-servicios/yara-water-solution/

Acerca de Yara

Yara genera conocimiento para alimentar el mundo de manera responsable y proteger el planeta, y así cumplir nuestra visión de una sociedad colaborativa, un mundo sin hambre y el planeta respetado.

A fin de lograr estos compromisos, hemos tomado el liderazgo en la creación de herramientas digitales para fortalecer la agricultura de precisión, y el trabajo cercano con nuestros aliados a lo largo de toda la cadena de valor de los alimentos, para desarrollar soluciones de nutrición de cultivos más amigables con el medio ambiente.

Asimismo, estamos comprometidos a trabajar por la producción sostenible de fertilizantes minerales.

Fomentamos una cultura de diversidad e inclusión, que promueve la seguridad e integridad de nuestros empleados, contratistas, socios comerciales y la sociedad en general.

Fundada en Noruega en 1905 para solucionar la hambruna en Europa, hoy Yara tiene presencia global, con más de 17,000 empleados y operaciones en más de 60 países. En 2018, Yara reportó ingresos por USD 13.1 mil millones. Para más información, visita