Demanda de departamentos es casi el doble de lo que ofrece el mercado

El Comercio.- El mercado inmobiliario ha empezado a reactivarse, particularmente en Lima. El empleo formal y el acceso al crédito también han mejorado, y ante ello, surgen los interesados en adquirir un inmueble.

Así, a la fecha, existe una demanda de 58.000 departamentos, solo en la capital, frente a una oferta que asciende a 27.000 unidades, es decir, la cantidad ofrecida es menor a la mitad de la demandada, según el BBVA Research.

Este exceso de demanda obedecería no solo a un contexto de mejora del mercado laboral formal, sino a las condiciones de financiamiento que siguen siendo atractivas y ofrecen tasas de interés de alrededor del 8% (marzo 2019), así como a la libre disponibilidad de los fondos de pensiones que permiten destinar hasta el 25% acumulado a la compra de la primera vivienda.

Sin embargo, este exceso de demanda no es correctamente atendido por la oferta debido a las dificultades que encuentran los proyectos inmobiliarios para obtener permisos de construcción, así como por la escasez de suelo saneado, el acceso a los servicios de agua, desagüe y electricidad, y a la falta de un plan de desarrollo urbano. Esta mayor demanda se acentúa, además, en el segmento de bajos precios, donde la brecha entre demanda y oferta superó el 95% en el 2018. Caso similar sucede con los demás segmentos.

Al respecto, Francisco Grippa, economista jefe del BBVA Research Perú, señaló que el dinamismo de la oferta se favorecería con la solución de los problemas estructurales, ya que, por el lado de las nuevas características de la demanda, ha logrado orientarse hacia los departamentos más pequeños, con más áreas comunes, y ubicados estratégicamente cerca de los centros laborales, comerciales y de estudios.

Sostuvo, además, que en el mediano plazo la demanda encontrará soporte en la clase media, lo que favorecerá las nuevas tendencias, pero necesitará de una mayor oferta.

VENTAS MEJORAN

Las ventas de departamentos nuevos en Lima volvieron a crecer en el 2018. Estas pasaron de 13.533 unidades vendidas en el 2017 a 15.238 unidades, un incremento del 13%. Con ello, se espera que alcancen entre las 16.500 y 17.000 unidades este año, lográndose un crecimiento de las colocaciones por tercer año consecutivo.

Asimismo, la recuperación se dio por el aumento de la capacidad adquisitiva de la población que facilitó el acceso a los créditos hipotecarios. Sin embargo, el crecimiento de las ventas no ha sido uniforme si se comparan los rangos de precios.

El segmento de precios altos —por encima de los S/600.000— ha sido el que ha impulsado la recuperación de la ventas. Destaca la formalidad de los ingresos de los compradores de este segmento, que al ser fácilmente verificables, los convierten en ‘buenos’ sujetos de crédito.

El segmento bajo —hasta S/100.000— y el segmento medio bajo —entre S/100.000 y S/300.000—, por su parte, reportaron caídas en las ventas.

Para ver noticia original, haga clic aquí.