Arequipa: presentan propuestas para cuidar el agua en la parte alta del río Chili

La República.- Las represas que integran el sistema del río Chili tienen altos niveles de colmatación en su base, lo que las hace propensas al crecimiento de algas que pueden provocar mal olor y sabor del agua.

Una de las razones por las que se colmatan las represas es que la lluvias, ocurridas por sobre los 3000 metros sobre el nivel del mar, erosionan el suelo altoandino y trasladan este material a las represas.

Una muestra de la calidad del suelo, en la zona alta de Arequipa, se aprecia en el centro poblado de Chalhuanca. Según Betty Chatata, directora ejecutiva de la Asociación Especializada para el Desarrollo Sostenible (Aedes), en este sector, el 40% del suelo no cuenta con cobertura de pastos, es una superficie de tierra.

El pasto impide que la lluvia erosione el suelo con facilidad. Por eso, en los últimos años, los pobladores del sector han trabajado combatiendo la desertificación de la zona. Han plantado pastizales, que luego sirven de alimento para su ganado.

Aedes planteó a Sedapar que Chalhuanca sea incluido en uno de los proyectos que serán beneficiados con el cobro de la tarifa de retribución de servicios ecosistémicos.

Este año, la empresa de saneamiento debe presentar su plan a Sunass, para que se empiece a cobrar una cuota en los recibos que sea destinada a la protección de las fuentes de agua.

Para ver noticia original, haga clic aquí.