Pleno discutirá proyecto que podría elevar en 10% las tarifas eléctricas de los hogares

El Comercio.- Mañana se espera que se debata en el pleno del Congreso un proyecto de ley –aprobado por las comisiones de Defensa de Protección al Consumidor y de Energía y Minas– que busca modificar los costos de producción de las centrales generadoras de electricidad.

La iniciativa, que “busca restablecer la eficiencia en generación y precios de electricidad garantizando tarifa justa para el usuario”, fue presentada por el congresista Percy Alcalá, del partido Fuerza Popular.

De aprobarse el proyecto, el costo de producción de las empresas en cuestión ya no solo tomará en cuenta el costo marginal (el de abastecer al último usuario eléctrico) del mercado Spot, sino también deberá declarar en base a sus costos reales. Eso quiere decir que, al momento de calcular el precio, se deberá considerar, adicionalmente, los costos del combustible, puestos en la planta de generación, transporte, distribución y almacenaje, entre otros.

Según las compañías Enel, Engie y Kallpa, si esta iniciativa es aprobada por el Parlamento, el costo de la generación eléctrica de gas natural sufriría un aumento inmediato de 170% en el precio de la energía en el mercado mayorista de corto plazo. Como consecuencia de los mayores costos de producción, estas compañías proyectan que las tarifas eléctricas aumentarían en 40% para las industrias y en 10% para los hogares.

“Es preocupante que una comisión con competencia para defender los derechos del consumidor intervenga en un tema tan especializado […] lo cual generará graves perjuicios a consumidores y empresas”, sostuvo Rosa María Flores-Aráoz, CEO de Kallpa Generación.

En tanto, la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) opina que esta iniciativa podría incrementar en promedio 150% los costos de producción eléctrica este año, lo cual tendría dos consecuencias principales: un aumento mínimo de 30% en los costos de electricidad para casi mil empresas; y un incremento de 10% para casi ocho millones de consumidores (lo cual coincide con los estimados de Engie, Kallpa y Enel).

Macroconsult señaló que el incremento del precio Spot generado por la norma se trasladará al precio que pagan los usuarios finales por concepto de energía (entre el 40% y el 60% de la tarifa eléctrica total).

MERCADO SPOT

​El mercado Spot o de corto plazo es aquel en que los generadores comercializan de forma inmediata al precio de mercado del momento de la compra/venta. Este está a cargo del COES.

Osinergmin también mostró una opinión en contra de este proyecto.
“La finalidad que se desprende de la denominación, referida a ‘garantizar una tarifa justa para el usuario’, no se cumpliría con la aplicación práctica de la fórmula legal del proyecto de ley”, indicó el regulador.

Este Diario intentó comunicarse con el congresista Percy Alcalá, pero al cierre de esta edición no respondió.

CONTRAPARTE

En contraste, la empresa distribuidora eléctrica Luz del Sur advirtió que esta norma no tendrá consecuencias en el precio que pagan los usuarios finales.

Esto debido a que la tarifa eléctrica de los usuarios regulados (principalmente, residenciales y pequeños comercios) es fijada por el Osinergmin y se calcula tomando en cuenta, entre otros, los precios de la energía resultantes de licitaciones de largo plazo y de contratos bilaterales.

En este contexto, según la empresa, todas las compañías distribuidoras contratan energía para el mercado regulado con años de anticipación.

“A la fecha, Luz del Sur tiene contratos de suministro para abastecer al mercado regulado hasta el 2027 a precios firmes. Por lo tanto, cualquier modificación de los precios en el mercado de corto plazo no afecta los precios de los contratos de suministro”, indicó la empresa a través de un comunicado.

Para ver noticia original, haga clic aquí.