El oro: La estrella fugaz de los metales.

Artículo de Katherine Salazar, publicado en el Reporte Semanal (del 1 al 5 de julio del 2019) del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.

Desde que se intensificó la guerra comercial entre EE.UU. y China a inicios de mayo, el precio del oro empezó a subir considerablemente, superando la barrera de los US$ 1,300 por onza.

Sin embargo, el catalizador que hizo que el oro subiera aún más, fue el discurso del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, que dejó abierta la posibilidad de una reducción de la tasa de interés. Con ello, el oro alcanzó a cotizar hasta US$ 1,440 por onza, el nivel más alto en seis años (+11% en junio).

Pocas veces se ha visto un rally así. La última vez que subió tanto el oro fue en febrero del 2016, cuando subió 14% y luego de esa subida el precio fluctuó alrededor del nivel del cierre de ese mes. Si es que imita el patrón anterior, el oro podría fluctuar alrededor de US$ 1,400 dólares, aunque ello dependerá de la dirección del mercado tras los efectos de la reciente reunión del G-20.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

La cumbre del G-20 en Osaka, Japón, abre un nuevo capítulo, con la reanudación de las negociaciones comerciales entre EE.UU. y China. El presidente Xi resaltó que ambos países mantendrán nuevas conversaciones en base “a igualdad y respeto mutuo” y que desea seguir manteniendo contactos frecuentes con su homólogo Trump para promover unas “relaciones bilaterales estables”. Por su parte el presidente Trump manifestó que el diálogo con China está “de nuevo por buen camino” y que la reunión con Xi fue “incluso mejor” de lo que él esperaba. Es decir, se inicia un nuevo periodo de tregua, lo que implica que ambas partes no aplicarían nuevas medidas arancelarias.

Este evento hizo que el oro cayera por debajo de US$ 1,400 dólares, corrigiendo del rally del mes anterior. El mercado no esperaba un desenlace tan positivo de esta reunión, por lo que es probable que el precio del oro se estabilice alrededor de los actuales niveles.

Técnicamente el oro superó seis niveles psicológicamente importantes; sin embargo, luego corrigió hasta US$ 1,400 volviendo al canal alcista anterior.

Los dos primeros gráficos de la derecha muestran la alta correlación del precio del oro con el rendimiento de los bonos soberanos de EE.UU. y Alemania (ambos en escala inversa), reflejando la alta demanda por activos refugio derivada del complicado entorno internacional.

Síganos en Facebook

Otro indicador que también sustento la tendencia alcista del precio del oro fue el posicionamiento en el mercado de futuros. El número de contratos largos (apuestas que el oro va a subir) superó el máximo anterior de inicio de año, mientras que las posiciones cortas (aquellos que apuestan a que el precio va a caer) descendieron considerablemente. Creemos que, si las conversaciones entre EE.UU. y China prosperan y se materializan, el oro podría corregir hasta su siguiente nivel técnico, que sería alrededor de los US$1,350. Dados los precedentes infructuosos de la tregua anterior es probable también que los avances no estén libres de obstáculos, lo que podría otorgar mayor volatilidad al precio.