Moody´s rebaja proyección de crecimiento de economía peruana a 2% para este año

El Comercio.- La coyuntura política pondría en riesgo el crecimiento económico del país para este año y el próximo. De acuerdo con la agencia calificadora Moody’s, la actividad económica crecería en el 2019 en 2% en lugar de 2,7% como lo estimaban, debido a que la crisis política local afectaría aún más la confianza de los empresarios.

Esto golpearía la inversión privada; al tiempo que, la inversión pública se vería paralizada.

“La variable que estamos viendo afectada es la inversión privada. Esta no se va a recuperar en los últimos meses del año como lo habíamos proyectado anteriormente. La capacidad de ejecución de la inversión pública [también] va afectarse por la crisis política [que] distrae y resta un adecuado funcionamiento del Estado”, afirmó en diálogo con El Comercio Jaime Reusche, vicepresidente del grupo soberano de Moody’s, desde su oficina en Nueva York.

Según Reusche, el menor dinamismo previsto para la inversión afectaría también el ritmo de expansión de la economía para el próximo año, por lo que revisaron sus proyecciones para el 2020 de 3,7% a 3%. El economista sostuvo que la agencia espera que la inversión privada no minera en el Perú se resienta en el 2020, pero no al nivel de este año.

PERSPECTIVA FRÁGIL

De acuerdo con Reusche, la expectativa de la agencia es que el grado de inversión del país se mantenga resiliente ante la crisis política. Sin embargo, aseguró que la perspectiva económica estable que sustenta la calificación del Perú “es frágil”, con lo cual, de no superarse la crisis política, la agencia podría cambiarla a negativa.

“En un escenario en que las autoridades políticas sufran más de lo esperado y generen una mayor incertidumbre macrofiscal sí es posible que cambiemos la perspectiva de la economía peruana de estable a negativa”, comentó.

A decir de Reusche, los fundamentos e institucionalidad económica del país soportan la calificación crediticia del Perú ante un evento traumático como el político.

Sobre la eventual incertidumbre que pueda generar el nombramiento de un nuevo ministro de economía poco conocido en el mercado, Reusche descartó que esta exista, toda vez que la institucionalidad económica está por encima de quien sea el funcionario.

“A menos que se dé una sorpresa extremadamente negativa [con un nuevo ministro de economía] es improbable que afecte la calificación o la perspectiva del Perú”, manifestó.

Por último, el vicepresidente del grupo soberano de Moody’s estimó que la incertidumbre sobre el contexto político actual se mantenga en los próximos días.

Para ver noticia original, haga clic aquí.