Cannabis medicinal: ¿Qué falta para que empiece a aplicarse la ley aprobada en el 2017?

El Comercio.- En la última encuesta de Ipsos-El Comercio, el 44% de los encuestados dijo saber qué es el cannabis medicinal. Y del porcentaje de personas conocedoras del tema, el 81% dijo estar de acuerdo con que se venda el producto medicinal en las farmacias a escala nacional. No obstante, para esto último todavía habría que esperar un poco más.

Han transcurrido cuatro meses desde que venció el plazo para que el Ejecutivo apruebe las disposiciones finales del reglamento de la Ley 30681, que regula el uso medicinal y terapéutico del cannabis medicinal. Por las mencionadas disposiciones finales, la norma, que fue aprobada en noviembre del 2017 y cuyo reglamento fue publicado por el Gobierno el 23 de febrero de este año, aún no puede ser aplicada.

¿Qué falta? Para importar la medicina, el Ministerio del Interior debe aprobar un protocolo de seguridad, control y fiscalización; para producir e industrializar el cannabis, el Ministerio de Agricultura y Riego debe definir ciertos parámetros como la obtención de la semilla y la superficie máxima permitida para cultivar; y para que se comience a comercializar, el Ministerio de Salud debe crear registros de pacientes, así como de importadores, instituciones de investigación privadas y públicas y laboratorios.

Según el ministro de Agricultura y Riego, Jorge Montenegro, la publicación de lo que queda aún pendiente podría ver la luz en el primer trimestre del próximo año, dejando un clima incierto para el futuro de la norma, según especialistas consultados por este Diario.

EN ‘STAND BY’

Una fuente inversionista del sector, que prefirió mantenerse en el anonimato, comentó a El Comercio que el retraso en afinar las disposiciones para que la norma empiece a regir está generando pérdidas para las empresas debidamente constituidas y con los permisos que el reglamento exige.

“Tener la estructura que se nos ha pedido en el reglamento publicado en febrero tiene un costo; y mientras más se aplaza esto, es dinero que estamos quemando”, comentó.

Fernando del Águila, asociado del estudio García Sayán, y Tony Salas, presidente de la consultora de agronegocios ACM, coincidieron en la necesidad de otorgar predictibilidad a las compañías que buscan invertir en este sector.

“Se está vendiendo a nivel local mucho cannabis informal y esto puede no solo matar la industria, sino también hacerles daño a los pacientes”, indicó del Águila.

POTENCIAL DE NEGOCIO

De concretarse un espacio para el mercado local de cannabis medicinal, Salas prevé que las ventas del cultivo hacia destinos del exterior podrían alcanzar los US$750 millones entre los próximos tres a cinco años. De hecho, del Águila resaltó que los estudios de abogados y consultoras ya han creado áreas de negocio para la especialización en cannabis, a raíz de la demanda que podría generarse por estos servicios.

No obstante, el presidente de la consultora de agronegocios ACM consideró que la demora en poner en vigencia la ley ha limitado el apetito de los inversionistas.

“No es que el ‘boom’ [por invertir en el sector] se haya ido, pero el sentimiento era mucho mayor para estas inversiones hace un año. De los países tropicales, Colombia capitalizó de manera efectiva la posibilidad de recibir esas inversiones extranjeras. Y el Perú, por otro lado, se quedó afuera. Va a haber inversiones igual, pero ya no será lo mismo”, acotó.

En tal sentido, Del Águila resaltó que desarrollar este negocio también le añadiría valor a la agricultura peruana, pues los cultivos de cannabis demandan alta tecnología y maquinaria, las que podrían transferirse al sector agrícola.

“Me parece que [desde el Gobierno] todavía no han sabido entender la dimensión de esta industria”, finalizó Del Águila.

EL DATO

► Según la última encuesta Ipsos-El Comercio, el 75% de los encuestados informados sobre el cannabis medicinal dijo estar de acuerdo con que se desarrolle la agroindustria de exportación de este cultivo.

► Entre las empresas extranjeras, siete ya han registrado 11 patentes para productos derivados del cannabis, según informó Indecopi.

Para ver noticia original, haga clic aquí.