Regiones del sur: garantizar SIS para todos requiere más presupuesto

La República.- El Gobierno aprobó la afiliación al Seguro Integral de Salud (SIS) de toda persona sin ningún seguro de salud residente en el territorio peruano, sin importar su clasificación socioeconómica. Actualmente, para que un paciente sea parte del SIS, debe acreditar ser pobre.

El decreto supremo aprobado la semana pasada por el presidente Martín Vizcarra facilita el acceso al servicio. Según la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud), cerca de cuatro millones de peruanos serán los beneficiados.

El SIS tiene un plazo de 120 días para reglamentar la implementación de la norma dada por el Ejecutivo. No obstante, esa entidad habría decidido tener el reglamento antes de fin de año.

La aplicación de la afiliación tendrá dos etapas. Una fase de afiliación masiva. Tras un cruce de información de asegurados en todos los sistemas, el SIS procederá a la incorporación automática de las personas. Y la segunda consistirá en que un ciudadano tramite su inclusión siempre que reúna el requisito básico: no contar con ningún tipo de seguro.

Todos podrán acceder sin importar si son pobres o no. Sin embargo, la cobertura de este seguro no será integral, como el SIS subsidiado para los pobres. La directora de Seguros de la Dirección Regional de Salud del Cusco, Pamela Zapata, dijo que no cubrirá el tratamiento de enfermedades graves y costosas como el cáncer. “Este seguro tendrá un tratamiento diferenciado”, precisó. Tampoco se pagará a los asegurados el beneficio de sepelio.

En Cusco

La población afiliada al SIS en la región imperial, según el censo 2017, era de 849 mil 303 personas. De esa cantidad, 46 mil 369 en hospitales regionales y locales, 469 mil 580 en centros de salud y 333 mil 364 en puestos de salud.

En tanto, la población asegurada en EsSalud llegaba en ese mismo periodo a 194 mil 135. Según el tipo de trabajador, activos eran 160 mil 231, pensionistas 20 mil 498 y otros 13 mil 406. Si incluimos a los familiares de estos servicios, el número de asegurados llega a 332 mil 087 personas. Eso quiere decir que hay alrededor de 250 mil cusqueños sin seguro alguno.

Pamela Zapata sostuvo que la implementación del seguro para todos estará o deberá estar acompañada de más presupuesto y mejoras de la infraestructura y servicios de los hospitales y establecimientos de salud.

En Arequipa

El director del hospital Honorio Delgado Espinoza de Arequipa, Octavio Chirinos, refiere que la medida debe estar acompañada por un mayor presupuesto para el sector y dotar a los nosocomios con mayor personal, medicamentos y equipos médicos. Asegura que el sanatorio atiende cerca de 800 consultas diarias, de ellas un 85% corresponden a pacientes del SIS. Con el aseguramiento masivo, Chirinos considera que el 100% de atenciones serían bajo esta modalidad, pero aún se debe esperar su reglamentación.

“Todos estamos de acuerdo con el aseguramiento universal. En lo que no estamos de acuerdo es en la falta de financiamiento para desarrollar estas actividades. Tiene que haber una transferencia de dinero para más personas”, dijo.

Chirinos explicó que el presupuesto del Hospital General es de aproximadamente 99 millones de soles y necesitaría de un 15% más para poder atender a los pacientes.

Para ver noticia original, haga clic aquí.