Arequipa: hidroeléctrica Charcani VII y los temores de un daño ambiental

La República.- El Ministerio de Energía y Minas aprovechó las fiestas de fin de año para publicar una resolución que autoriza la construcción de la central hidroeléctrica Charcani VII. Esta obra, enclavada en el valle de Chilina y en las riberas del río Chili, generará 20.92 megavatios de energía.

La Empresa de Generación Eléctrica de Arequipa SA (Egasa), dueña de la iniciativa, explicará sobre la obra en enero próximo tras la preocupación de autoridades y colegios profesionales sobre sus impactos.

Varios especialistas advierten de un posible daño ambiental en el Parque de las Rocas, ecosistema natural seco ubicado en el distrito de Alto Selva Alegre. La arquitecta Zoila Linares Silva, en un artículo publicado, argumenta que las aguas del río Chili serán captadas a la altura de la central hidroeléctrica Charcani VI y conducidas por un túnel de 5 kilómetros que atravesará el Parque de las Rocas. Luego, el agua se deslizará por una pendiente para mover las turbinas y generar energía. En esa zona, habrá una cámara de carga, una casa de máquinas y una represa que regulará el recurso para devolverlo al Chili. Es probable que, en un tramo cercano al Santuario de Chapi Chico, el cauce del río sea secado. Eso podría generar daños en la cuenca.

Linares también advierte de contaminación sonora, enormes cantidades de desmonte con la construcción de la obra y el deterioro en la calidad del agua.

El área es considerada como un ambiente natural con presencia de flora y fauna, también posee atractivos turísticos para deportes de aventura, como canotaje y trekking. Asimismo, hay intensa actividad agrícola.

Un grueso sector de la sociedad civil teme la afectación de un valle con valor patrimonial para la ciudad.

Charcani VII reemplazará a las actuales centrales del mismo nombre, pero denominadas I, II y III, que solo generan 7 megavatios (MW).

El decano del Colegio de Arquitectos, Félix Solís Llapa, indicó que hubo una primera reunión para expresar su preocupación por el proyecto energético. La convocatoria se produjo dos días después de la resolución de Energía y Minas. Participaron 40 representantes de los colegios de ingenieros y arquitectos; así como voceros de Turismo y Cultura, entre otros actores.

El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto ya está aprobado. Con el visto bueno de la resolución de concesión, solo faltaría la luz verde a un plan específico y se iniciará la obra.

Solicitaron el expediente a Energía y Minas. Este debe entregarse la próxima semana para evaluarlo y hacer las observaciones si hay indicios de daño patrimonial. “Existe un tema de interés político y económico. Los técnicos especialistas sostienen que ya no es necesario generar más energía y, por un tema económico, ¿vamos a sacrificar y malograr un espacio tan importante? Creemos que no”, puntualizó.

El decano recibió el reporte de los biólogos. Estos refirieron que en el valle de Chilina hay un cactus que produce una flor que es el único alimento para un tipo de murciélago. Esta especie, con el proyecto, está en riesgo.

El gerente del Centro Histórico, William Palomino, indicó que existe la Ordenanza Municipal 739, donde se establece la protección de la campiña y el valle de Chilina, pero no en su totalidad. Habría que determinar si la planta se levantará en la zona protegida.

El gerente general de Egasa, Luis Salas Palacios, indicó que todas las dudas y temores serán aclarados en un foro. Reiteró que, para obtener el EIA y la concesión definitiva, cumplieron con todos los aspectos legales, ambientales, sociales y culturales.

“Egasa trabaja con total respeto a los intereses de la comunidad arequipeña. Hay quienes pueden decir que afecta, que daña, eso desde el punto de vista de alguien que podría no conocer bien el proyecto o que se ve afectado por un interés personal, por encima de los intereses personales están los intereses de la comunidad”, dijo.

Aclaró que a la fecha no hicieron ninguna perforación u otra actividad en la zona, solo tomaron muestras del suelo.

Turismo

La decana del Colegio de Licenciados en Turismo, Mercedes Valdivia, anunció la conformación de cuatro comisiones que evalúan el proyecto. Recopilan información para objetar o dar alternativas al proyecto.

Valdivia asegura que su institución no está en contra de la hidroeléctrica ni se opone al desarrollo de Arequipa, pero advierte situaciones de riesgo.

“Nos enteramos entre gallos y media noche de la noticia”, acotó. También anuncian un foro para aclarar dudas y en donde invitarían a funcionarios de Egasa. Para los operadores del turismo, el valle de Chilina es clave. Es una oportunidad de caminatas y canotaje. Ayudaría a que el visitante permanezca más días en la ciudad.

Para ver noticia original, haga clic aquí.