Lambayeque: obra en Olmos se ejecuta con serias irregularidades

Diario Correo.- Una obra aprobada tras la suspensión de Willy Serrato Puse como alcalde de Olmos está siendo ejecutada con graves irregularidades.

La Contraloría detectó diferencias entre los trabajos realizados y el plano original del proyecto. Además, se realizaron pagos en exceso a favor del contratista.

RIESGOS

Mientras la alcaldía de Olmos sufría cambios por la suspensión de Serrato Puse, la gerencia municipal decidió aprobar un proyecto para mejorar un centro educativo en el caserío Cerro de Arena de este distrito.

Aunque se trata de una obra de menor cuantía, la Contraloría descubrió graves irregularidades en su ejecución.

El 12 de junio de este año, la municipalidad contrató al ingeniero Holbert Daniel Baique Alarcón para la elaboración del expediente técnico “Creación de 01 aula y servicios higiénicos en el Pronoei Luceritos de mi Vida” en el referido caserío.

El expediente fue entregado al municipio en apenas 5 días y, el 19 de junio, la subgerencia de Desarrollo Urbano y Rural lo remitió a la gerencia municipal para su aprobación.

El 24 de junio, pocos después que el regidor Adrián Arroyo Soplapuco asumiera como nuevo alcalde, la gerencia municipal aprobó el expediente por un valor referencial de S/ 110,527.48.

La obra tenía un plazo de ejecución de apenas 45 días calendarios (cerca de dos meses) y debía concluir en octubre pasado.

Según los documentos de la supervisión, la ejecución inició formalmente el 17 de septiembre.

Sin embargo, personal de la Contraloría visitó la obra el 13 de diciembre y encontró que la ejecución no había concluido.

En la inspección, se advirtió la falta de instalación de puertas, ventanas, malla mosquetera, canaletas para agua de lluvia y pintado de muros.

Tampoco se encontraron culminadas las instalaciones eléctricas y sanitarias del colegio, así como el tarrajeo de columnas y vigas.

Pero además, la Contraloría halló diferencias con el plano original del proyecto al punto que algunos componente no se ejecutaron.

Por ejemplo, no se cumplió con la construcción de una pizarra de concreto -tal como se tenía previsto- pues se encontró el muro completamente tarrajeado.

Además, se redujo las proporciones de las veredas de concreto mientras que no se ejecutó la construcción de contrazocalos interiores.

Entre otras irregularidades, también se apreció que la caja del desagüe no se instaló a una profundidad considerable por debajo del terreno natural.

“Presenta un acabado deficiente, su interior se encuentra sin pulir con la tubería sobresaliente, sumado a ello, es que no se ha realizado la media caña, cuyo fin es dirigir la evaluación de las aguas servidas”, advirtió Contraloría.

Pese a todo ello, la municipalidad pagó por el servicio de transporte de materiales de construcción a un precio distinto al fijado en el expediente técnico, generando un desembolso en exceso de S/ 1,140.64.

Para ver noticia original, haga clic aquí.