Arequipa: Majes-Siguas II contra el reloj, ¿cuál es la situación del proyecto de irrigación en Arequipa?

El Comercio.- La historia de la posible reactivación del proyecto especial de irrigación Majes-Siguas II, paralizado desde diciembre del 2017, tiene como principal protagonista mediático a Elmer Cáceres Llica, gobernador regional de Arequipa.

Hace exactamente un año –en enero del 2019–, Cáceres Llica anunció que no firmaría la adenda 13 del contrato de la obra para facilitar su reactivación porque “perjudicaría el contrato social” en su región; y ahora –este viernes 17 de enero– confirmó la entrega del documento de la evaluación conjunta de dicha adenda por parte de su gobierno y de la Autoridad Autónoma de Majes (Autodema), con el objetivo de reactivar las obras en la zona.

“Acá está el documento. Como quien dice ‘papelito manda’. Se ha trabajado con la supervisora, la contratista, el MEF [Ministerio de Economía y Finanzas] y el Minagri [Ministerio de Agricultura y Riego], de tal forma que el gobierno regional y el nacional nos hemos puesto de acuerdo para sacar adelante el proyecto”, preciso Cáceres Llica durante una conferencia de prensa.

El proyecto, sin duda, requiere acelerarse: el 13 de mayo vence su estudio de impacto ambiental (EIA) y, si no se reanudan los trabajos antes de este plazo, un nuevo proceso podría tomar hasta dos años. Pero Cáceres es optimista con los plazos, y pronosticó que la adenda 13 se estaría firmando en marzo para retomar los trabajos entre abril y mayo.

La situación

Napoleón Ocsa, gerente general de la Autodema, explicó a El Comercio que el consorcio –conformado solo por la empresa española Cobra, tras la salida de Cosapi– tiene que culminar con la fase 1 (construcción de la presa de Angostura y del túnel trasandino) y la fase 2 (trabajos en la pampa de Siguas) del proyecto; e indicó que estos trabajos recién se iniciarán cuando la Autodema entregue los terrenos saneados al consorciado. “Tenemos un plazo máximo de nueve meses después de la firma de la adenda para entregar el control del proyecto. Luego de ese período, pasarán otros seis meses para que ellos hagan su cierre financiero, que acredita que tienen los medios económicos para poder ejecutar la obra”, añadió.

La decimotercera adenda por firmarse en mayo implementará un cambio tecnológico en la irrigación de las parcelas, que, según diversos expertos –entre ellos Ocsa–, hará más eficiente el riego y uso de agua. Jorge Montenegro, ministro de Agricultura y Riego, indicó a este Diario con anterioridad que las mejoras tecnológicas responden también a las lecciones aprendidas del proyecto Majes I, que presenta dificultades hídricas y canales abiertos que corren mayor riesgo de ser vulnerados.

Majes Siguas II: El proyecto al detalle (Infografía: El Comercio/Jean Izquierdo)

“Para evitar la vulnerabilidad, se hace el cambio tecnológico que tiene un costo en el orden de US$104,5 millones. Ese sobrecosto se traslada en un incremento de US$2.700 por hectárea, mientras que [el planteamiento anterior] te ponía agua sin carga hidráulica y un costo energético anual por hectárea de entre US$600 y US$700, que tendría que gastar el empresario o agricultor”, detalló Montenegro.

Así, la adenda 13 de Majes-Siguas II incrementa en US$107 millones (incluido el IGV) el costo del proyecto, con lo cual pasaría de US$550,4 millones a US$657,4 millones. Javier Rospigliosi, jefe de Planificación y Presupuesto de Arequipa, estimó que el precio puede ascender hasta US$750 millones por la actualización de la fórmula polinómica y la actualización de valores por el período de paralización del proyecto. No obstante, resaltó que dicha cifra puede ser menor y dependerá de las revisiones que realicen con el concesionario.

Tanto Rospigliosi como Ocsa afirmaron que luego de la entrega del documento de la evaluación conjunta este llegará a la supervisora especializada, conformada por la empresa Nippon Koei, que tendrá hasta el 15 de febrero para emitir sus opiniones. Luego, el documento deberá pasar a manos del MEF, que tendría un plazo de 10 días para evaluarlo; y posteriormente a la Contraloría General de la República, que emite una opinión no vinculante en un plazo aproximado de 10 días, según los funcionarios. El tramo final será en el consejo regional, cuya misión será culminar la carrera antes del 13 de mayo.

Desde Arequipa, Cáceres Llica dijo que la fecha de vencimiento del EIA coincide con su cumpleaños. “Yo confío en que ese 13 de mayo no estemos tristes, sino alegres. […] Este documento engloba toda una esperanza y una reactivación de la economía de Arequipa”, aseveró.

Un proyecto pensado hace casi 30 años

El 28 de junio de 1990, según el archivo de este Diario, Autodema ya había comenzado a dar los pasos iniciales para hacer realidad la ejecución de la segunda etapa de Majes. No fue hasta julio del 2006 que se hablaba de impulsar la ejecución de Majes II, y el entonces presidente Alejandro Toledo mencionó que había pedido a Pro Inversión que buscase el financiamiento requerido para impulsar el proyecto agroexportador.

En enero del 2008, se declaró la viabilidad del proyecto, con la meta de incorporar 38.500 hectáreas de las pampas de Siguas. Hasta ahora, la obra sigue a la espera.

Para ver noticia original, haga clic aquí.