Avanza banca móvil y banca por internet en el Perú

Por: Claudia López.

La bancarización es el nivel de utilización de productos y servicios bancarios por parte de la población, y refleja el grado de progreso del sistema financiero de una economía.

La bancarización supone un proceso de formalización, que permite al Estado ejercer sus facultades de fiscalización contra la evasión tributaria, lavado de activos y otros delitos.

Según el estudio de Bancarización del Peruano, elaborado por Ipsos Perú, en el año 2018, 6.6 millones de peruanos, el 41% de adultos de 18 a 70 años, eran clientes de algún banco, caja o financiera a título personal en el ámbito urbano. Para el 2019, se estima que el porcentaje se ha elevado a 47% (7.8 millones de peruanos). Para Ignacio Quintanilla, vicepresidente senior de banca retail y CMF de Scotiabank, estas cifras aún son bajas si se compara con países desarrollados que alcanzan niveles de bancarización del 90%. Así, los países de baja bancarización se asocian con mayor inseguridad jurídica y con menor impulso a la competitividad y competencia, debido a que la baja bancarización coincide con niveles altos de informalidad, lo que, a la vez, aumenta la criminalidad por el manejo de efectivo.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

En el Perú aún persiste la desconfianza de las personas de ahorrar en las entidades financieras. De la gente que ahorra, el 52% lo hace en sus casas y solamente el 14% lo realiza en una entidad financiera formal, según Allyson Nash, gerente de productos pasivos y canales de Mibanco.

Síganos en Facebook

Para dinamizar la bancarización en el país, el avance tecnológico es un factor clave. Para Óscar Basso, superintendente adjunto de Cooperativas de Ahorro y Crédito de la SBS, la digitalización dinamizará la bancarización en los próximos cinco años. En el año 2019, a diferencia del 2018, se observó un significativo avance en cuanto al uso de medios tecnológicos en canales del sistema financiero; en el ámbito urbano, se observa un incremento en el número de personas que prefieren utilizar la banca móvil en un smartphone (28%) o la banca por internet (25%) para realizar sus operaciones.

Adicionalmente, el lanzamiento al mercado de aplicaciones financieras ha simplificado el proceso de transacciones. En el año 2019, el 37% de personas, de 18 a 70 años de edad, ha escuchado sobre “Yape” del BCP, 18% sobre “Lukita” del BBVA y el 16% sobre “Tunki” del Interbank, según Ipsos. Es así que, hasta el mes de junio de 2019, más de 1.5 millones de personas han descargado Yape, aplicación que permite enviar y recibir dinero sin la necesidad de insertar el número de cuenta de destino ni poseer token. De este total de descargas, un millón de personas han realizado operaciones; se tiene que se han realizado 8.8 millones de transacciones por un volumen total de S/ 450 millones, con un ticket promedio de S/ 51, según el BCP.

Por lo que se refiere al ámbito rural, el nivel de bancarización es más bajo. En este contexto, el Gobierno busca implementar la Política Nacional de Inclusión Financiera (PNIF), para contribuir a reducir el déficit de bancarización rural. Ante ello, Ruiz Caro, presidente de Federación Peruana de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (FEPCMAC), señaló que las cajas municipales, junto al Banco de la Nación, han representado un papel importante en la inclusión financiera en el sector rural. También refirió que es importante que el Estado bancarice sus programas sociales. En esta línea, la expansión de las cajas municipales a nivel nacional permite que se incluyan al sistema financiero a más peruanos localizados en regiones distantes y de difícil acceso.