Regiones del sur: el 2020 será un año de menos empleo y menos crecimiento en la macroregión

La República.- ¿Cómo les irá a los peruanos en 2020? Habrá crecimiento pero insuficiente para generar nuevos puestos de trabajo. La política reducirá su turbulencia con el Congreso recompuesto, sin embargo, la economía seguirá fría sin motores que la calienten.

A la vista no hay proyectos nuevos. Estos crean empleo y aumentan el consumo. En una economía abierta como la peruana, la fórmula mágica es: inversión+ empleo+consumo= satisfacción.

Las conclusiones se extraen del estudio de Apoyo Consultoría presentado el martes pasado en un evento organizado por Caja Arequipa. En esta coyuntura complicada, preocupa lo de la zona sur, las regiones de Arequipa, Moquegua, Tacna, Puno, Cusco y Apurímac, etc, cuyo crecimiento será menor al de Lima y el norte. Son dos años consecutivos con la misma tendencia, se advierte.

La mina Quellaveco en Moquegua es el único proyecto activo importante en esta zona del país. La inversión asciende a $ 5 300 millones. Este año, la construcción llegará a su máximo pico. En los próximos tres años debe iniciarse la edificación de las plantas de tratamiento para descontaminar el Lago Titicaca.

Luego, la mayoría de proyectos está entrampado. Majes II depende de la suscripción de la adenda 13 para echarlo a andar. El Gasoducto Sur Peruano está desactivado. La construcción del aeropuerto de Chinchero en Cusco depende de la compra de tierras y la licitación para elegir a la constructora que ejecute la obra. Ese proceso debe concluirse en junio en el mejor de los escenarios.

En el análisis de Apoyo Consultoría tampoco se aprecia el inicio de proyectos mineros a corto plazo. Por lo menos no habrá hasta el 2023. A nivel nacional prevén una reducción de la inversión de 2.6 a 1.2%. De acuerdo a sectores, la inversión minera se desploma a menos 8 después de alcanzar un crecimiento de 26% el año pasado.

Para el país solo un megaproyecto está en el partidor: la ampliación del aeropuerto Jorge Chávez.

Indicadores económicos.

Con poco consumo

Para este estudio los nuevos proyectos son claves. De lo contrario, el mercado no absorbe la cantidad de profesionales egresados de universidades o institutos superiores. El año pasado, se crearon 85 mil puestos de trabajo para 394 000 trabajadores nuevos. Hay más oferta que demanda, eso impacta en la caída o estancamiento de salarios.

Sin mucha liquidez, los hogares de la macro sur gastarán menos. Esta tendencia ya se apreció el año pasado. Mientras que a nivel nacional el consumo aumentó en 1.5%, en esta zona del país cayó a 0.5%.

Habrá una competencia intensa entre empresas que proveen productos y servicios. Los bancos y cajas, por ejemplo, tendrán liquidez, dinero para prestar. Obligados a buscar nichos en las microempresas y emprendedores, tendrán que reducir sus exigencias. Aunque el riesgo de la morosidad es latente.

Sin inversión privada la única apuesta son obras de infraestructura pública, cuya ejecución depende de los gobiernos regionales y ediles. A nivel nacional, Apoyo estima un crecimiento de 5% en el gasto público después de un 2019 que devolvieron casi el 50% del presupuesto.

Si bien habrá menos turbulencia política para Apoyo, el temor no está despejado. No descartan nuevos marcos regulatorios de carácter populista que sean otro de los motivos para ahuyentar la inversión privada, desde su perspectiva.

Para ver noticia original, haga clic aquí.