Coronavirus divide al sector exportador peruano: ¿Está afectando o no los envíos a China?

El Comercio.- No se esperaba menos. Pese al complicado 2019, marcado por la tensión comercial en el mundo, las exportaciones peruanas lograron resultados importantes.

El auditorio del Centro de Convenciones Lima en San Borja reunió ayer jueves al Ejecutivo, empresarios, gremios y demás miembros de la familia exportadora peruana para celebrar que el Perú, durante el año pasado, había consolidado su posición como primer exportador mundial de arándanos y espárragos; el segundo en mandarinas y pota precocida; el tercero en páprika y palta entre otros.

El hito del 2019 fue los US$ 45.900 millones que se consiguieron en exportaciones en el mundo, con una destacada participación del sector no tradicional, que consiguió los US$ 13.791 millones.

Diez regiones del país consiguieron exportar US$ 7.463 millones con un crecimiento de 11,6%. Destacaron Piura, Ica, La Libertad, Lambayeque entre otros.

“Importantes las cifras del 2019, pero ya estamos en el 2020 y tenemos metas ambiciosas. Si trabajamos juntos, la podemos cumplir”, dijo el presidente Martín Vizcarra al auditorio.

Pero la primera mitad del presente año ya presenta desafíos para la exportación peruana. La Organización Mundial del Comercio ya pronosticó que durante el primer trimestre del 2020 el comercio mundial continuará en descenso, tal como en el 2019. Las medidas sanitarias por el coronavirus frenaron el transporte de contenedores en el mundo.

Como prueba de ello, en el Perú, la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) anunció la semana pasada la suspensión de los envíos de pota, langostinos y demás congelados a China. “Es la única salida a esta grave situación”, dijo el presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la SNI, Carlos Milanovitch, quien reportó casos de contenedores varados y carga que estaba cambiando de destino.

Pese a todo ello, la lectura que tiene el Gobierno de este escenario es optimista. Y el encargado de enviar el mensaje fue el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Edgar Vásquez.

“En estos momentos no hay ningún elemento que señale que las exportaciones pueden ser afectadas. Al día de hoy [ayer], no existe ningún embarque detenido ni ninguna cancelación de pedido con respecto a exportaciones peruanas”, informó y dijo que sus declaraciones responden a reportes que recibe “dos veces al día, todos los días” de los consejeros comerciales peruanos en China.

“Los puertos del norte de China operan al 100% y los del sur operan ya en un 50%”, acotó.

En el mismo auditorio de San Borja se encontraba Jesús Borrel Hidalgo, gerente comercial de la empresa exportadora T&A Córdova, dedicada a la exportación de pota y conchas de abanico quien fue reconocido por el Mincetur como la empresa del año en la categoría Diversificación de mercados.

“[Los envíos] están estancados y eso nos presenta un problema. Tenemos clientes alternativos que quizá no consumen el volumen tan grande como China, pero son capaces de mantener la demanda”, comentó a El Comercio. “Esperamos que el asunto de China se solucione pronto, nuestros productos de momento no están entrando”, comentó el empresario.

Más allá se encontraba el presidente de la Asociación de Exportadores (ÁDEX), Erik Fisher, quien opinó en la misma línea. “Un socio de nosotros desvió embarques de uva de China a Europa por los problemas con el puerto. Son señales de un impacto que, de hecho, va a haber”, aseveró.

Para el 2020 la meta del Mincetur es alcanzar los US$48.000 millones y US$ 14.900 millones en el sector no tradicional. Según el ministro Vásquez, por ahora no existen sesgos a la baja.

Sin embargo, desde la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, el director ejecutivo Pablo de la Flor señala que para el caso de la principal exportación peruana el problema no es el volumen, sino el precio.

“El precio del cobre ha tenido un ajuste a la baja importante. Si no se revierte, se va a traducir en una contracción del valor de las exportaciones que tuvimos el año pasado”, acotó.

IMPORTACIONES, LA OTRA CARA DE LA MONEDA

La otra cara de la moneda son las importaciones. En este punto, el ministro Edgar Vásquez señaló que se observaron efectos negativos por la situación de China. “Entendemos que ha habido retrasos de salidas desde China, pero no son cifras significativas”, aseveró.

El Mincetur pidió observar el escenario de oportunidades que se abren para el Perú. “Es complejo decirlo en un escenario como este, pero las empresas peruanas de mascarillas ya tienen copada toda su demanda de exportación hacia China”, acotó.

El referido ministerio sostendrá una reunión hoy con los gremios empresariales para dar mayores alcances sobre la situación de China y sus efectos en el comercio bilateral.

Para ver noticia original, haga clic aquí.