Covid-19 en Europa

Todavía, más de 2.6 millones de personas han sido infectadas con Covid-19 en todo el mundo desde que apareció por primera vez en China en diciembre pasado.

Por: Emilie Poirier, analista de Aurum Consultoría y Mercado.

A pesar de las señales positivas en varios países, se han registrado más de 112,000 muertes en Europa.  La situación es dramática en Italia, con más de 25,000 víctimas de Covid-19, pero también en España y en Francia, cada una de las cuales representa más de 21,000 muertes como consecuencia de la enfermedad.

De hecho, Italia fue el primer país europeo en registrar un número significativo de casos afectados por el virus. Todo comenzó en enero de 2020, cuando dos turistas chinos dieron positivo para Covid-19 en Roma. Luego se detectaron grupos crecientes de casos de Covid-19 en más y más ciudades de todo el país. A finales de febrero, ya había más de 800 casos confirmados en este país de 60 millones de habitantes. Poco a poco, las ciudades fueron puestas en cuarentena hasta que el 10 de marzo abarcó a todo el país. A pesar del estricto encierro, el país continúa registrando un número creciente de casos día a día. Afortunadamente, el porcentaje de casos nuevos está disminuyendo (actualmente el incremento de los casos es de 2% por día). Hoy, hay alrededor de 187,000 casos confirmados para el virus. Italia recibió ayuda de China a partir del 12 de marzo, varias medicinas y toneladas de suministros médicos fueron enviados al país para ayudarlos a superar la crisis aparentemente interminable. El país criticó la falta de solidaridad de la Unión Europea y luego pidió ayuda a Cuba y Venezuela, que respondieron positivamente y enviaron médicos y enfermeras especializadas en el tratamiento de enfermedades contagiosas.

Sucríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre las regiones del Perú

Antes de marzo, España había tomado pocas o ninguna medida con relación al virus. Luego de superar la marca de 100 muertes en su país, el gobierno español decidió la inmovilización total. Luego, el país experimentó una aceleración en la cantidad de personas afectadas; las autoridades registraron un 20% adicional de casos confirmados por día hasta el 26 de marzo. Hoy, como en Italia, el aumento porcentual se mantiene estable en un 2% diario, con 208,389 casos confirmados para poco menos de 47 millones de habitantes. El caso de España es crítico desde el punto de vista económico: el 12 de marzo de 2020, en la bolsa de valores de Madrid, se registró una caída del 14% en el Ibex 35, la mayor caída histórica. El gobierno español está tratando de ayudar a la población y a las empresas. Por ejemplo, los despidos motivados por la crisis Covid-19 están prohibidos por el Ministro de Trabajo, los desalojos de propiedades también se suspenden durante 6 meses, los ciudadanos en situaciones vulnerables pueden solicitar “micropréstamos” para sobrevivir. Otras medidas también están en curso, como el establecimiento de un ingreso básico, universal y sostenible. El Covid-19 desencadenó una crisis de salud muy grave, pero también una crisis económica sin precedentes.

En Francia, la epidemia comenzó el 24 de enero de 2020 cuando se identificaron tres casos en el país. Fue el 14 de marzo que la epidemia pasó a la etapa 3 y el gobierno decidió cerrar todos los lugares que recibían público en actividades no esenciales. El 17 de marzo se anunció el estricto encierro para reducir el contacto. Desde el 2 de abril de 2020, los resultados han sido alentadores; el país ha registrado un aumento porcentual en los casos de Covid-19, de + 9% a + 2% hasta la fecha. Francia está menos afectada que Italia y España; hoy se registran alrededor de 119,000 casos para 67 millones de habitantes. Desde el cierre de la mayoría de las empresas, el presidente francés ha implementado excepcionalmente la figura de “desempleo parcial” para hacer frente a la caída de la actividad debido a la pandemia. Con el mismo propósito, se han suspendido los impuestos y las contribuciones de las empresas; también se les pide a las empresas que otorguen una bonificación a los empleados que deban movilizarse durante la crisis. Finalmente, las empresas tienen el derecho de posponer sus pagos de alquiler para evitar quiebras en cascada en los sectores más afectados.

Estas cifras datan del 22 de abril de 2020, sin embargo, las autoridades italianas, francesas y españolas informan a su población que el número real de personas infectadas seguramente es mucho mayor y no se puede conocer con precisión.

Síganos en Facebook

Italia, España y Francia son, por lo tanto, los tres países europeos más afectados e incluso si la mayoría de los países están muy afectados, a algunos les va mejor que a otros. Grecia, por ejemplo, tiene muy pocos casos identificados; el gobierno lo explica por las mediante medidas estrictas tomadas desde un inicio, antes de que el virus se propagara. Sin embargo, a nivel económico, es uno de los países más afectados porque el turismo es vital para la economía del país y normalmente representa el 25% del PBI griego.

Alemania es vista como modelo en la lucha contra el Covid-19. El país ha adoptado una estrategia de detección masiva que lo ha puesto en mejores condiciones para reaccionar; su sistema político está descentralizado, lo que permite una alta flexibilidad y la ausencia de focos epidémicos puede explicar en parte este éxito alemán. Alemania es uno de los países europeos que tiene más recursos en equipos médicos, lo que les ha permitido recibir a muchos pacientes en los hospitales y evaluar a un máximo de personas para aislarlos. También se dice que los primeros ensayos clínicos de una posible vacuna para luchar contra el coronavirus se lanzarán pronto en el país. La industria farmacéutica está recibiendo un gran apoyo público para la investigación en busca de una vacuna, y muchas fábricas han reorientado su producción para producir máscaras y suministros de salud. Como recordatorio, Alemania comenzó a verse afectada por la epidemia de coronavirus mucho más tarde que sus vecinos más al sur: ocho días después de Francia y 14 días después de Italia. Eso le habría dado al país un poco más de tiempo para prepararse. Sin embargo, Alemania siempre ha estado mejor equipada para cuidados intensivos con asistencia respiratoria que sus vecinos europeos.

Países del norte y este de Europa, como Noruega, la República Checa y Austria, están saliendo gradualmente de su confinamiento, pero es una etapa larga que requiere disciplina por parte de todos los habitantes. En la mayoría de los países europeos, todos los eventos culturales están prohibidos hasta julio y se han tomado medidas estrictas para cerrar las fronteras. Todos los países están de acuerdo en la necesidad de un desconfinamiento gradual para evitar una nueva ola de casos, por lo que se necesitará disciplina y paciencia antes de que podamos decir que el virus Covid-19 haya sido superado en Europa.