Camisea presenta nuevos protocolos de salud para el cuidado de colaboradores y vecinos de sus zonas de influencia

Camisea, cuidando al máximo a sus colaboradores, ha reforzado sus protocolos de salud. Las acciones de la empresa buscan restar cualquier riesgo de contagio del Covid – 19 ya no solo a sus trabajadores sino también a los pobladores de Pisco y el Bajo Urubamba cercanos a las plantas de operaciones de la empresa.

El riguroso nuevo protocolo empieza con un control médico previo a movilizar a los colaboradores a la planta. El transporte que traslada a su personal respeta las medidas de aforo de los buses, es decir solo ocupa el 50% de capacidad del vehículo para evitar contacto.

Salvaguardando a las poblaciones de Pisco y Bajo Urubamba, los colaboradores de Camisea no tienen contacto con la población durante el proceso rumbo a la planta. A esta medida añadieron un aislamiento preventivo en hospedajes acondicionados con altas medidas de seguridad y para uso exclusivo de sus colaboradores, bajo estricta vigilancia.

La alimentación está controlada con altos estándares sanitarios y en las plantas con habitaciones incluidas (Planta Malvinas) la distancia entre camas y frecuencia de limpieza ha aumentado.

Junto a estas acciones los protocolos de limpieza en los comedores de las plantas de Pisco y Malvinas, así como el campamento Malvinas han aumentado para evitar cualquier posibilidad de contagio o poner en riesgo al personal.

Además, junto a todas estas acciones de prevención en Camisea se viene realizando descarte de Covid -19 a todos los trabajadores antes de su ingreso a la planta.

Con este riguroso protocolo Camisea busca proteger a los colaboradores que han continuado con sus labores durante este estado de emergencia nacional para así asegurar el continuo abasteciendo de combustible tan requerido en esto tiempos de cuarentena.