Apurímac: primeros pasos para solucionar conflicto en Las Bambas

La República.- La solución a la demandas de la población del distrito de Challhuahuacho empezó a discutirse ayer en una mesa de diálogo entre el Gobierno nacional, autoridades y dirigentes de la localidad, y representantes de la minera MMG Las Bambas. Del Ejecutivo participaron ministro de Agricultura Federico Bernardo Tenorio Calderón; de Vivienda Solangel Fernández, de Energía y Minas Jaime Gálvez.

La reunión permitió llegar a acuerdos para la ejecución de obras en las 33 comunidades campesinas de esta jurisdicción, así como de la zona urbana. Otra de las demandas de las organizaciones sociales es que la compañía comience a pagar Impuesto a la Renta para recaudar canon minero.

Las próximas reuniones específicas, entre ministerios y autoridades, se realizarán entre el 20 y 26 de enero del 2021.

El 25 y 26 habrá reuniones entre el GORE Apurímac y los funcionarios del Ministerio de Vivienda para trabajar los proyectos de inversión de saneamiento rural en las comunidades. Ese mismo día se lleva a acabo un encuentro con el Minsa para evaluar los avances en obras de salud.

Otra de las demandas de las organizaciones sociales es que la compañía comience a pagar Impuesto a la Renta de donde sale el canon minero. En estos días se formará una comisión técnica que se hará cargo de elaborar una proyección del canon minero. El informe debe estar listo el 20 de enero próximo. Al día siguiente habrá una reunión para analizar ese trabajo.

Exigencia de canon

La mina Las Bambas, del gigante chino MMG Limited, empezó a producir minerales en diciembre de 2015. Desde entonces extrajo miles de toneladas de cobre, oro, plata y molibdeno que fueron transportados hasta el puerto de Matarani (Arequipa) para su exportación. La mina funciona en el distrito de Challhuahuacho de la provincia apurimeña de Apurímac. El tiempo de vida del tajo Ferrobamba es de 18 años. Según el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), este plazo se cumple en el 2035.

Cuando empezó la fase de operación, MMG se acogió al beneficio de recuperación de la inversión: las empresas pasan por un periodo en el que no obtienen utilidad. Tras dicho periodo, cuando el saldo de ventas menos gastos es positivo, recién se generan utilidades y pagan el Impuesto a la Renta (IR) del que proviene el canon minero.

Pago de regalías

No es posible saber si existe una vía legal para que MMG Las Bambas empiece a pagar el IR. No obstante, es necesario precisar que la minera sí paga regalías contractuales que equivale al 3% de las ventas anuales. Entre enero de 2016 y octubre de 2020 aportó S/ 1036 millones a la región Apurímac.

La provincia de Cotabambas, donde se ubica la mina, recibió S/ 480 millones, es decir, el 46% de este impuesto. Y el distrito de Challhuahuacho se quedó con S/ 265 millones de ese monto. Según el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), en 2013 y 2014 la provincia de Cotabambas y el distrito de Progreso recibieron préstamos por concepto de “adelanto de canon”, una figura avalada por el Sistema Nacional de Endeudamiento Público. Cotabambas recibió por esa modalidad S/ 180 millones 340 mil 163 y Progreso S/ 21 millones 750 mil 372.

En contraste, los gobiernos municipales de Apurímac tienen poca capacidad de gasto. El promedio es de 45.3% hasta el martes último. En la provincia de Cotabambas el nivel de gasto llegó a 56.1%. Y si revisamos el desempeño del gobierno distrital de Challhuahuacho, el gasto es de 62.7%.

Para ver noticia original, haga clic aquí.

Be the first to comment on "Apurímac: primeros pasos para solucionar conflicto en Las Bambas"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*