Regiones del sur: verano 2021, prevención sanitaria vs. reactivación económica

La República.- En estas fechas, miles de personas solían bajar a las playas del sur para disfrutar de los últimos días de diciembre y recibir el Año Nuevo. Esto significaba el inicio de la “temporada de alta” para los negocios que dependen de la actividad en los balnearios. Sin embargo, todo cambio por la pandemia de la COVID-19.

Los municipios provinciales costeros de Camaná, Caravelí, Ilo y Tacna, exceptuando Islay, emitieron ordenanzas donde se prohíbe el ingreso a las playas el 31 diciembre del 2020 y 1 de enero de 2021. Para su cumplimiento, se dispuso el apoyo de serenos, policías y militares.

A puertas de la temporada de verano surge el dilema si debe priorizarse la prevención sanitaria o la reactivación económica.

La semana pasada, integrantes de la Asociación de restaurantes y afines de la punta Camaná, realizaron una protesta. Existe una disposición que impide el acceso a playas de esta localidad, de viernes a domingo. Los manifestantes exigen que se levante por significar un perjuicio para sus negocios por la ausencia de veraneantes. “Queremos reactivar la economía de Camaná, teniendo como ejemplo Mollendo e Islay que normalmente están acudiendo a las playas”, señaló Elizabeth Berna, representante del gremio.

Al respecto, el alcalde provincial, Marcelo Valdivia, manifestó que los negocios pueden atender todos los días de la semana siempre y cuando la gente consuma en el interior del local y bajo los protocolos sanitarios. “Ya no hemos afectado siete meses, el otro es un sacrificio menor porque de todas maneras va a haber movimiento económico. Solo es tres días que se está restringiendo las playas, después van a estar disponibles para la población”.

Para Valdivia, este tipo de restricciones son necesarias frente al riesgo de un posible rebrote de coronavirus. Refirió que en los próximos días se reunirán con los alcaldes de Camaná para fijar los lineamientos para la temporada de verano 2021. En su opinión, se debe mantener la restricción de ingreso a los balnearios de viernes a domingo, y de lunes a jueves los veraneantes deben cumplir los protocolos establecidos como distanciamiento, uso de mascarilla, aforo y no ingresar con alimentos a las playas.

Visto bueno

El panorama es distinto en Islay, donde su principal balneario es Mollendo. La municipalidad provincial no emitió una ordenanza para el cierre del litoral por Año Nuevo.

Asimismo, la comuna publicó una ordenanza, donde se permite el ingreso a playas de lunes a domingo, bajo medidas sanitarias. La norma considera el retiro de veraneantes que incumplan protocolos y decomiso de alimentos y bebidas.

La postura del alcalde Edgar Rivera, es de apelar a la responsabilidad del ciudadano y la reactivación económica de la zona. Ello ha sido motivo de crítica y respaldo.

El consejero por la provincia de Islay, Elmer Pinto, respaldó la decisión de la comuna y refirió que el trabajo debe estar enfocado en sensibilizar sobre las disposiciones de bioseguridad.

Añadió que hay mucha gente que vive del turismo en Islay y necesita tener la oportunidad de reactivarse, dentro de los protocolos.

El presidente de la Cámara de Comercio de Islay, Lorenzo Quea, discrepa. “Si un sector empresarial por salud dejó de trabajar ocho a nueve meses, por qué los comerciantes de la playa no pueden dejar de trabajar dos meses al año”, indicó.

Agrega que la mayor parte de veraneantes solo viaja por el día, y el uso de hoteles y restaurantes sería mínimo. Frente a ello, considera que la prioridad de las autoridades debe ser la salud.

Restricciones en Ilo y Tacna

Tanto en las playas de Ilo y Tacna se prohibió el ingresó al litoral los fines de semana, para evitar la propagación de la COVID-19. El resto de días se rigen en lineamientos sanitarios.

La subgerenta de Promoción del Desarrollo Económico y Turismo de la Municipalidad de Ilo, Gianina Hurtado, señaló que se implementó un plan para controlar el ingreso a playas, sobre todo de Pozo de Lisas, Puerto Inglés y Boca del Río que solían ser las más concurridas antes de la pandemia.

Precisó que en esta ocasión no habrá subasta para restaurantes, boulevard, espacios para sombrillas y sillas en playas. En tanto, los establecimientos de comida, hoteles y otros negocios en la ciudad deberán adecuarse a los protocolos.

Para ver noticia original, haga clic aquí.

Be the first to comment on "Regiones del sur: verano 2021, prevención sanitaria vs. reactivación económica"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*