Comportamiento de los peruanos en confinamiento

Se espera la apertura de sectores que permanecieron paralizados por meses ─como el turismo─ y la gradual mejora en las perspectivas macroeconómicas (aún negativas) al cierre del año fiscal 2020, luego de un periodo de cuarentena que ha generado cambios en la vida de los peruanos y en el comportamiento del consumidor.

Por Claudia López La Torre, analista de Aurum Consultoría y Mercado

Luego de un periodo prolongado de confinamiento, cuyo objetivo principal fue contener la propagación del COVID-19, se ha comenzado una nueva etapa (la “nueva normalidad”). Se espera la apertura de sectores que permanecieron paralizados por meses ─como el turismo─ y la gradual mejora en las perspectivas macroeconómicas (aún negativas) al cierre del año fiscal 2020, luego de un periodo de cuarentena que ha generado cambios en la vida de los peruanos y en el comportamiento del consumidor.

En este contexto, resulta relevante estar atento a los cambios en hábitos de consumo, conductas dentro del hogar, estilo de vida e interacción con las actividades comerciales. Un estudio en ese sentido es el realizado por Activa Perú, que recoge información de una muestra de 1,046 personas, hombres y mujeres mayores de 18 años, de los distintos niveles socioeconómicos, residentes en Lima y otros departamentos. La encuesta se aplicó en el mes de octubre.

Por lo que se refiere a la actitud de los peruanos con relación al COVID-19, está ha evolucionado a lo largo del año. A principios del mes de marzo, el 38.2% de los encuestados señalaron estar muy preocupados; mientras avanzaba los meses, este porcentaje fue aumentando hasta alcanzar su punto más alto (68.8%) en mayo. En octubre, sólo el 42.3% de encuestados manifestaron sentirse muy preocupados.

Ante la posibilidad de una vacuna contra el COVID-19, el 59.9% de los encuestados esperaría a que otros se vacunen primero y ver qué tal les va; esta postura representa una proporción más alta (64.3%) en el nivel socioeconómico C.

Fuente: Activa Perú.

En promedio, los peruanos estiman que la crisis sanitaria durará 13.2 meses.

Por otro lado, desde que terminó la cuarentena, algunas medidas incorporadas en la rutina de prevención de contagio del COVID-19 han cambiado. Han aumentado prácticas como desinfectar las compras de víveres, lavarse las manos frecuentemente, desinfectar el hogar y usar alcohol en gel, mientras que han disminuido las visitas en persona a familiares y amigos.

Fuente: Activa Perú.

En el aspecto económico, el 47.2% de encuestados opina que la situación económica del país es mala o muy mala, el 46.5% piensa que es regular y solo el 6.3% la considera buena o muy buena. Adicionalmente, durante el tiempo de cuarentena, el porcentaje de los peruanos que iniciaron un negocio se ha ido incrementando, de 28.9% en marzo hasta 35.9% en octubre.

En cuanto a la situación económica personal de los peruanos, en octubre el 59.7% consideró que su situación es mala o muy mala y el 36.0% considera que es regular. Los sectores socioeconómicos D y E han sido los más afectados. El 37.3% de los encuestados considera que su situación económica dentro de un año será mejor, 7.7% mucho mejor, el 23.0% piensa que permanecerá igual, 14.7% de los encuestados considera que su economía será peor y 6.8% afirma que su situación será mucho peor.

Así también, el 58.0% de los peruanos afirma que, con los ingresos que percibe en el mes, no le alcanza para todos los gastos del mes en el hogar. La principal fuente de ingresos a la que se recurrió durante la pandemia fueron los ahorros personales; las personas priorizaron sus compras enfocándose en productos para la alimentación del hogar, pago de servicios básicos (luz, agua, gas, telefonía) y gastos de salud y medicamentos. Algunos gastos se están postergando, principalmente los relacionados con arreglos en el hogar, pago de estudios o capacitación y celebración de eventos familiares.

Fuente: Activa Perú.

El confinamiento también influyó en crear nuevos hábitos dentro del hogar, como dedicar más tiempo a la desinfección de las casas (73.4%), pasar más tiempo de calidad en familia (59.0%) y permanecer más tiempo en redes sociales (57.2%).

Fuente: Activa Perú.

Respecto a los canales de compra, desde que terminó la cuarentena las personas mantienen su preferencia de consumir en bodegas y mercados, tanto de manera presencial como remota, marcando una mayor preferencia a la compra presencial en bodegas (65.3%) y mercados (59.6%).

Fuente: Activa Perú.

Finalmente, los peruanos también han mostrado su postura con relación a la apertura de algunos sectores. Se observa que los encuestados han cambiado su postura ante la apertura de centros comerciales; si bien en un principio el 62.3% no pensaba visitar estos establecimientos hasta que la pandemia esté controlada, esta opinión ha cambiado en octubre reduciéndose a poco más de la mitad. En cuanto a la apertura de restaurantes, el 39.2% no tiene pensado comer en restaurantes hasta que la pandemia esté controlada y el 34.3% por el momento no está seguro si comerá en estos establecimientos. Respecto a viajes en avión, se observa una opinión más consistente y marcada, con una gran mayoría de personas (69.3%) que no piensa viajar hasta que la crisis sanitaria esté controlada. Acerca de los planes de viajar, el 33.7% opina que viajará por motivos de vacaciones o recreación dentro de un año. Finalmente, con relación al reinicio de clases presenciales, la opinión es variada: el 39.3% afirma estar a favor; 31.8%, en contra, y el 28.9% no está seguro.

Fuente: Activa Perú.

Be the first to comment on "Comportamiento de los peruanos en confinamiento"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*