Legal compliance

Legal compliance: una importante herramienta, una nueva cultura

La corrupción no se puede atribuir únicamente a las entidades del Estado y a sus miembros. Este desastroso fenómeno humano, que coloca los valores morales al margen de la vida práctica, no está lejos del mundo corporativo. En efecto, las empresas privadas —y todo tipo de entidades jurídicas y quienes las integran— también participan de hechos delictivos, que las afectan internamente, a terceros y a la sociedad en su conjunto. Debido a ello, estas entidades —y sus accionistas, principalmente— han perdido mucho dinero, pero, sobre todo, su prestigio.


Legal compliance

Así como el Estado es el encargado de crear mecanismos para prevenir, reducir y sancionar las conductas delictuosas, esta obligación está siendo trasladada también a los privados, al exigirles el cumplimiento de ciertos parámetros normativos al momento de realizar sus actividades empresariales, sobre todo de las que considera riesgosas o que podrían generar un riesgo a terceros.